Un libro revela la otra cara de Michelle Obama

Crédito foto: New York Times

La esposa del presidente estadounidense confiaba en que su marido sería una “figura transformadora”, y por ello se enfrentó a sus asesores, según narra en The Obamas la periodista de The New York Times, Jodi Kantor

Para Michelle, era más importante mantenerse fiel a las convicciones propias que ganar unas elecciones. Ésta es una de las perlas que descubre el libro The Obamas, reseñado por los diarios The New York Times y The Washington Post, y que sale a la venta en Estados Unidos este martes.

El enemigo de Michelle era el ex jefe de gabinete Rahm Emanuel, que negó “haberse frustrado con la señora Obama, pero otros asesores describieron una situación sombría: Un presidente cuya agenda había tocado fondo, una primera dama que no aprobaba el giro que la Casa Blanca había tomado, y un jefe de gabinete que se irritaba con la influencia de ella”.

Jodi Kantor se sirvió de entrevistas a una treintena de empleados y ex funcionarios de Obama para escribir el libro. De este modo, cuenta que quien sí estaba frustrada era Michelle Obama, por la ansiedad que le causaba “la diferencia entre su visión de la Presidencia de su marido y la realidad de lo que podía ofrecer”, según Kantor. De acuerdo con lo que narra en su libro, la crisis estalló a principios de 2010, cuando la primera dama creyó que el Gobierno había hecho demasiadas concesiones a la reforma de la atención de salud de su esposo. Michelle y Barack Obama ya llevaban, por entonces, un año en la Casa Blanca.

A partir de ahí, Michelle Obama comenzó a digerir mal los cesiones a las que recurrió el mandatario para acercar posturas con los republicanos. Trató de intervenir en los principales temas de la agenda del presidente, pero los asesores de Barack Obama “mayormente declinaron su oferta” de ayuda, pues recordaban la injerencia de Hillary Clinton en los asuntos de su marido (como cuando trató de impulsar una reforma de la atención de salud en los años 90).

El conflicto con Rahm Emanuel habría sido tan grande, según la periodista, que éste ofreció su renuncia al presidente, pero no fue admitida. El hoy alcalde de Chicago trataba de soslayar las recomendaciones de Michelle Obama, mientras ella intentaba encontrar su lugar al lado de su marido, pero poniendo en tela de juicio las observaciones de sus asesores.

La Casa Blanca, sin embargo, ha rechazado el libro, porque según su vocero, Eric Schultz, son una “sobredramatización de viejas noticias sobre una relación entre dos personas con las que la autora no habla hace años”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>