Representantes, la prueba final de la reforma migratoria en los EEUU

La iniciativa impulsada por la gestión de Barack Obama para solucionar la situación de miles de indocumentados afrontará su mayor desafío

Crédito foto: Gentileza: El Universal

 

 

El Congreso reanuda este lunes su sesión con un menú que incluye la reforma del sistema de inmigración en el país. Una iniciativa impulsada por el presidente Barack Obama.

 

 

Cámara baja, la hora de la verdad 

 

Son conservadores de pura cepa, no necesitan el voto hispano y se oponen tajantemente a la naturalización de los inmigrantes sin papeles. De ellos podría depender la aprobación de una reforma a las leyes de inmigración.

 

La batalla en el Senado ganada por los partidarios de una reforma a las leyes de inmigración fue apenas una escaramuza preliminar. La suerte del proyecto se decidirá en la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos y en la quecinco legisladores de ese partido asoman como figuras que desempeñarán un papel clave en el contenido final de una iniciativa que busca regularizar el status de unos11 millones de personas que se encuentran en el país ilegalmente.

 

Se trata de cinco representantes de peso -Lamar Smith (Texas), Steve King (Iowa), Louie Gohmert (Texas), Trey Gowdy (Carolina del Sur) y Bob Goodlatte (Virginia)- “que se han quedado anclados anteriormente“, según Marielena Hincapié, directora del Centro Nacional de Derecho Migratorio.

 

Le dan prioridad a la seguridad de la frontera con México y no quieren saber nada con el proyecto del Senado, que contempla la posibilidad de que los inmigrantes sin papeles obtengan la ciudadanía.

 

 

Todos integran la Comisión de Asuntos Jurídicos, que se encarga de los temas de inmigración en la Cámara y que ya ha aprobado varios proyectos de ley quedificultan la vida de inmigrantes sin autorización.

 

Considerando que la mayoría de sus distritos no tiene actualmente una cantidad significativa de votantes hispanos, muchos se preguntan si estos congresistas se sienten inmunes a las consecuencias electorales que podría tener una oposición a la reforma, un elemento que ha hecho que muchos correligionarios reconsideren sus posturas.

 

Representan sólo cinco votos de 435 voces en la cámara, pero la retórica y las señales que envían son muy importantes“, expresó Matt Barreto, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Washington, en Seattle, y uno de los fundadores de la encuestadora Latino Decisions.

 

Uno de los proyectos establece un sistema que obliga a todos los patrones a verificar el estatus migratorio de sus empleados, mientras que otro ofrece un nuevo programa temporal de trabajadores agrícolas. Un tercer proyecto tipifica como delito federalestar en el país sin permiso legal, cuando actualmente es una infracción del fuero civil, y otorga funciones migratorias a policías locales y estatales. El último aumenta las tarjetas de residencia permanente para inmigrantes con educación en ciencia y tecnología.

 

Ninguna de las cuatro medidas aprobadas por la comisión permite a los inmigrantes sin papeles legalizar su estatus, mucho menos, obtener la ciudadanía, aspecto, éste, que surge como uno de los grandes elementos de discordia en todo este proceso.

 

El presidente de la Cámara, John Boehner, ha anticipado que el proyecto del Senado no será debatido y que la cámara baja lo abordará a su manera, aunque todavía no ha expresado cómo será.

Fuente: AP

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>