Crédito foto: Semana.com

La revista colombiana Semana vincula al flamante ministro de Defensavenezolano, Henry Rangel Silva, con el nuevo jefe guerrillero, conocido como ”Timochenko

El nuevo ministro de Defensa de Venezuela, el general Henry Rangel Silva, siempre caminó junto a Hugo Chávez. Sabida es su colaboración en el fallido golpe de Estado comandado por el bolivariano en 1992. De hecho, ambos purgaron juntos su condena por aquellos actos. Cuando finalmente el chavismo llegó a poder, Rangel Silva se transformó en el director del servicio de inteligencia venezolano (DISIP). Años después, llegaron las primeras denuncias en su contra.

Fue en 2008 cuando el Departamento del Tesoro de Estados Unidos congeló sus bienes tras acusarlo de sostener vínculos con la guerrilla colombiana de las FARC y el tráfico de drogas. Aún así, el militar fue ascendido en 2010 a general en jefe, máximo grado militar en Venezuela, por disposición de Chávez, días después de que hubiera declarado en una polémica entrevista que los militares estaban “casados” con el proyecto político del presidente, a quien juraban “lealtad completa”. Este 2012, su destino fue aún más importante: el Ministerio de Defensa. Y con el puesto, llegaron las investigaciones que sacan a la luz sus supuestos vínculos con el actual jefe máximo del grupo armado colombiano.

La revista colombiana Semana advierte de las posibles consecuencias de esta investigación. Afirma que el panorama cambia radicalmente con la revelación de estos datos. Si bien el mandatario colombiano se esforzó por recomponer las relaciones con Venezuela tras las disputas con su antecesor, Álvaro Uribe, ahora -insiste la publicación- “la confirmación de este hecho puede tener serias implicaciones para Colombia en el futuro cercano”.

La revista confirma los nexos entre Rangel y “Timochenko”, y asegura que Hugo chávez conocía perfectamente el vínculo. Según detalla el artículo, la alianza está probada gracias a los correos electrónicos hallados en la computadora del abatido “Raúl Reyes” (considerado el encargado de las relaciones internacionales de la organización, murió el 1º de marzo de 2008 en un bombardeo colombiano en territorio ecuatoriano dirigido por el actual presidente cuando era ministro de defensa de Colombia).

La “amistad” entre el venezolano y el colombiano habría nacido en marzo de 2005. “En ese momento, el primero era apenas coronel y viceministro de Vivienda y el segundo, un miembro del Secretariado de esa guerrilla. Para entonces, si bien había convivencia entre las FARC y el Gobierno venezolano, no había una gran cercanía entre ambos. En todo caso, según lo demuestran los mails no publicados, no había línea directa entre el presidente Hugo Chávez y el grupo subversivo”, firma la publicación.

Es que tiempo antes de la cumbre, la guerrilla colombiana se había enfrentado al ejército venezolano y había matado a varios soldados, por lo que “Chávez se indignó”, según explica la nota. Fue en ese contexto que “Timochenko” le hizo una invitación a Rangel.

En el email en que éste último le informa al Secretariado las conclusiones de ese encuentro, señala, siempre según Semana, que el hoy comandante de las FARC prometió como señal de reconciliación con Chávez que nunca secuestrarían en territorio venezolano. Un año después, aparece otro email de Timochenko a Raúl Reyes en el que se registra que tuvo una segunda reunión con Rangel, “esta vez con la bendición de Chávez“.

En esta nueva cumbre ya trazaron líneas de acción. Según el email, Rangel les pidió que tuvieran comprensión con la situación de Chávez, “ya que los gringos los tienen asediados por los cuatro costados“.

Un año y medio después, a fines de 2007, se produjo la famosa reunión en el Palacio de Miraflores en la que Chávez recibió a Iván Márquez (jefe de las FARC, abatido en 2011) y a Rodrigo Granda (jefe guerrillero preso). Como en ese momento, Chávez estaba autorizado para ser mediador en la liberación de los secuestrados, la entrevista fue pública.

De acuerdo con Semanalo que no se supo fue que en el informe que le mandaron Márquez y Granda a “Tirofijo” (fallecido fundador de las FARC) como resultado del encuentro señalan que en todo momento estuvo presente el general Rangel Silva “gran amigo de “Timo” (“Timochenko”)“.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos aún no se pronunció sobre este tema. Durante su primer año de gobierno, intentó preservar su relación con Venezuela, aún cuando las acusaciones contra Chávez y sus posibles nexos guerrilleros se sucedían. En mayo de 2011, el prestigioso Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) británico presentó el informe, titulado The FARC Files: Venezuela, Ecuador and the Secret Archive of “Raúl Reyes. El documento detalla los nexos entre el Gobierno chavista y la cúpula guerrillera. La fuente de reinformación son las computadoras incautadas tras el bombardeo que mató a Reyes, la misma fuente que ahora utiliza Semana para su artículo. Cuando la investigación británica vio la luz, el presidente colombiano eligió el silencio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>