Latinos pueden decidir al sucesor de Obama siempre y cuando voten en noviembre

 

 

 

 

Casi 28 millones de latino-estadounidenses reúnen requisitos para participar en la elección del primer martes de noviembre, cuando se elija al sucesor del presidente Barack Obama. Pero no todos están inscritos. Al menos 12 millones no lo han hecho. Simultáneamente, otros 8.8 millones de residentes legales permanentes pueden gestionar la ciudadanía y, una vez prestado juramento, inscribirse para sufragar.
Interactivo: La Huella Digital, Voto Latino 2016

Si bien la cifra es histórica, el voto latino no está asegurado, advierte una encuesta de la cadena CNN y la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY, por su sigla en inglés) publicada hoy miércoles. Sólo el 48% (13.5 millones) del electorado latino participará en los comicios, un 10% menos de los registrados en cada elección entre 1992 y 2012.

La proyección no es nueva. Desde comienzos del 2015 organizaciones hispanas han señalado que existe preocupación porque no todos los ciudadanos de origen latino están inscritos, y precisan que el voto hispano no solo decidirá quien llega a la Casa Blanca, sino que ayudará a determinar cómo quedarán constituidos la Cámara de Representantes y el Senado.

“Debemos participar en la elección presidencial de noviembre porque en nuestras manos está el futuro de la reforma migratoria”, dijo recientemente a Univision Rocío Sáenz, vicepresidenta internacional del Sindicato Internacional de Empleados y Servicios (SEIU, por su sigla en inglés).
Sáenz recordó que en el país hay poco más de 10 millones de ciudadanos americanos de origen latino que no se han inscrito para votar, y otros 8.8 millones de residentes permanentes hispanos que reúnen requisitos para convertirse en ciudadanos y participar en la elección de noviembre.

¡No esperes más, vuélvete ciudadano!

Clima de nervios

“En California estamos preocupados”, dijo a Univision Noticias Francisco Moreno, director ejecutivo del Consejo de Federaciones Mexicanas. “Estamos en campaña permanente para ayudar a los ciudadanos latinos a que se inscriban para votar, y a los residentes que reúnen los requisitos para volverse ciudadanos que envíen la solicitud, juramenten y luego se registren como electores”.

Moreno dijo además que las organizaciones “confiamos en que revertiremos los datos (de la última encuesta CNN-CUNY) y llevaremos a las urnas un porcentaje mayor de electores latinos. Principalmente porque nuestra comunidad está preocupada por el discurso antiinmigrante de los aspirantes republicanos a la nominación presidencial”.

“La misma gente que se benefició de la Amnistía de 1983 y no se había naturalizado, ahora lo está haciendo y se está inscribiendo para votar. Y la inscripción es sencilla, solo hay que ser ciudadano y llenar los datos de identificación que le piden”, agregó el activista.

Organizaciones pro inmigrantes recuerdan que en el momento de la juramentación los nuevos ciudadanos estadounidenses pueden inscribirse para votar. O cuando actualizan sus datos en el Departamento de Vehículos y Motores (DMV, por su sigla en inglés) para registrar la ciudadanía, pueden inscribirse como electores y la tarjeta les llega en un par de días por correo.

Protégete YA

La confederación participa en la campaña “Protégete Ciudadanía YA” que tiene como objetivo llevar a 100,000 nuevos electores de California a las urnas. En el esfuerzo también participa la Asociación Nacional de latinos Electos y Elegidos (NALEO, por su sigla en inglés).

Arranca campaña “Protégete Ciudadanía Ya”

El Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por su sigla en inglés), la organización hispana más grande del país, lanzó a finales del año pasado una campaña nacional para conseguir que el voto de los “millennials” hispanos cuente en la elección de noviembre.

La iniciativa creó una página digital donde brinda información necesaria para participar en la elección del sucesor del presidente Obama. La Raza indica que cada año cerca de 1 millón de ciudadanos estadounidenses de origen latino cumplen 18 años.
A todo vapor

Activistas consultados por Univision Noticias indicaron que el voto latino puede tener mayor influencia en las próximas elecciones presidenciales si se reduce el margen existente entre los electores elegibles y los registrados.

“Sin duda enfrentamos varios retos, uno de ellos es que nuestros jóvenes se registren para votar y ejerzan este derecho el día de las elecciones. Nuestro jóvenes latinos son el futuro de nuestra comunidad”, dijo Ben Monterroso, director ejecutivo nacional de Mi Familia Vota.

Monterroso no comparte los análisis sobre la tendencia del voto latino en 2016, donde se indica que a pesar del creciente número de votantes latinos se observa un aumento en el número de votantes que son elegibles para votar y que no votan.

El Pew Center dijo recientemente que en el 2008 un total de 9.8 millones de latinos elegibles para votar no votaron, mientras que este número se incrementó a 12.1 millones en el 2012.

“Comprendo las preocupaciones pero creo también que están viendo el “vaso medio vacío”, indicó el activista. “Estas cifras nos indican que no estamos votando al mismo nivel que estamos creciendo, pero si se toma en cuenta solo el número de votantes latinos registrados para votar y que han acudido a las urnas, veremos que el latino ha votado más y más, no al potencial que tenemos pero no hemos dejado de votar”, aseguró.

El Pew Center estima que a nivel nacional 27.3 millones de latinos serán elegibles para votar en el 2016, una cifra mayor de los 19.5 millones del 2008.

El mayor crecimiento se ha detectado en la población joven que cumplió 18 años entre el 2008 y el 2016, y se prevé que anualmente unos 800,000 jóvenes latinos cumplen los 18 años. Es a este segmento de la población latina que grupos como Mi Familia Vota están tratando de que se inscr4iban para votar.
“Queremos que los jóvenes entiendan por qué es importante salir a votar y que muchos de estos jóvenes latinos se conviertan en voceros dentro de sus propias comunidades”, enfatizó Monterroso.

Residentes de California podrían tramitar ciudadanía

Campaña de oficial

Simultáneo al esfuerzo que llevan a cabo las organizaciones, en septiembre del año pasado el presidente Obama anunció el lanzamiento de una campaña que tiene como objetivo facilitar el camino para que 8.8 millones de residentes legales permanentes se conviertan en ciudadanos de Estados Unidos.

Denominada “Stand Stronger”, la campaña multilingüe busca “sensibilizar” a los residentes que reúnen los requisitos y comiencen los trámites para jurar como nuevos ciudadanos y obtener beneficios, entre ellos participar en la elección presidencial 2016.

La campaña forma parte de los beneficios de la Acción Ejecutiva que el mandatario anunció el 20 de noviembre del 2014 cuyos dos programas clave, DACA y DAPA (que frenan 5 millones de deportaciones), se encuentran detenidos por las cortes y revisados por la Corte Suprema de Justicia.

La campaña incluye cambios al proceso de ciudadanía, entre ellos que los solicitantes pueden cancelar el costo del proceso con una tarjeta de crédito y diluir los pagos.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS, por su sigla en inglés) dijo que el costo del Formulario N-400 para pedir la ciudadanía es de $600 dólares, más la toma de huellas digitales biométricas, que asciende a $85 dólares.

Lanzan campaña para invitar a los hispanos a volverse ciudadanos

La USCIS también activó una nueva página para completar el proceso en línea, y agregó una herramienta para practicar las 100 preguntas del examen en idioma español.

De los 8.8 millones de residentes legales permanentes que califican para convertirse en ciudadanos 3.4 millones viven en California y la mayoría son mexicanos. Otros 1.7 millones viven en Nueva York, 1.3 millones residen en Texas, al igual que 1.3 millones de residentes legales permanentes en Florida.

Los esfuerzos por llevar a un mayor número de votantes hispanos a las urnas en noviembre asomaron luego que los inmigrantes se convirtieron en el foco de atención de la campaña por las nominaciones presidenciales tanto del Partido Demócrata como del Partido Republicano.

Mientras los primeros insisten en la necesidad de una reforma migratoria que saque de las sombras a los 11 millones de indocumentados, algunos de sus adversarios pregonan, incluso cambiar la Enmienda 14 de la Constitución para negarle la ciudadanía a los hijos de los indocumentados.

La Acción Ejecutiva que Obama anunció el 20 de noviembre incluyó un amparo de deportación a unos 5 millones de indocumentados padres de ciudadanos y residentes permanentes (DAPA, por su sigla en inglés) y dreamres protegidos por la Acción Diferida de 2012 (DACA, por su sigla en inglés), quienes además recibirán una autorización temporal de empleo renovable cada tres años.

 

Fuente: Infobae

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>