Sudáfrica, entre la consternación y el descrédito por un cantante que resucitó

Mgqumeni, un popular intérprete de folk, murió en circunstancias extrañas en 2009. Ahora un hombre asegura ser él y explica que estuvo secuestrado por zombis. La policía ordenó un examen de ADN

 

“He perdido mucho peso, pero soy yo”, dijo, utilizando un altavoz, el hombre a quien el domingo una multitud aclamaba en su domicilio. Y es que, antes de morir luego de tomar un brebaje de un curandero, Zulú Khulekani Mseleku (su verdadero nombre) era famoso: formaba parte de un dúo de música tradicional Amagcokama y, como miembro de un grupo anterior llamado Ogezoo, había vendido miles de discos con una canción dedicada al Mundial de Fútbol 2010, celebrado en su país.

 

La explicación que dio sobre su ausencia ha convencido a sus fanáticos, que tuvieron que ser dispersados del frente de su casa con chorros de agua cuando intentaron acercarse más a él. “Dice que unos zombies lo mantuvieron retenido en una cueva durante dos años, que lo obligaban a cantar y que tenía que comer barro para sobrevivir”, relató la corresponsal de la BBC en Johannesburgo, quien acotó que ese tipo de creencias son frecuentes en algunas partes del país.

 

“He estado sufriendo mucho en el lugar donde me retenían. El infierno existe y yo estaba allí. Estoy feliz y agradecido con la vida porque fui capaz de liberarme y de regresar con mi familia y mis seguidores”, declaró el supuesto Mgqumeni.

 

Parte de su entorno lo respalda. Tal es el caso sus dos esposas; ambas dicen estar seguras de que es él. Su bisabuela, en cambio, piensa que es un farsante.

 

La policía cree que se trata de un fraude. Está muy presente todavía el recuerdo de su funeral, al que asistieron políticos y artistas, en un hecho que fue cubierto por la prensa local.

 

“El hombre está detenido por el momento, mientras la policía espera los resultados del ADN. Si éste coincide con el de Khulekani tendrá que pedirse una exhumación del cadáver que fue enterrado a principios de 2010″, indicó la BBC.

 

Fuente: BBC Mundo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>