Republicanos miden fuerzas en el “supermartes”

El partido opositor llega a la fecha más importante de la campaña amenazado por el fraccionamiento del electorado. A último momento, Mitt Romney volvió a conseguir una ventaja en los sondeos sobre Rick Santorum

Con 437 delegados en juego (más de un tercio de los necesarios para ganar la nominación), la de este martes es la cita más trascendente del calendario en la contienda conservadora para designar a su candidato para las elecciones presidenciales de noviembre. Con un Barack Obama en ascenso -su aprobación sube al ritmo de la recuperación económica-, los republicanos se ven obligados a resolver su competencia interna lo antes posible para concentrar recursos en ese objetivo. Y todos apuestan al “supermartes” para que, por fin, uno de los candidatos despegue y se convierta en el favorito indiscutido.    

 Los últimos escenarios de las primarias han dejado un panorama de polarización, con el moderado Mitt Romney liderando la carrera, seguido muy de cerca por Rick Santorum, quien lucha por erigirse como el representante de los sectores más conservadores.    

 Aunque son diez los estados que irán a las urnas (Alaska, Georgia, Idaho, Massachusetts, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Tennessee, Vermont y Virginia), la atención está centrada en lo que ocurra en Ohio. Y es que ningún republicano ha llegado a la Presidencia sin haber ganado allí.

 En los últimos días, el clima se enrareció debido a que los sondeos apuntaban una clara ventaja del ex senador por Pensilvania en ese estado, ubicado en el corazón de una región industrial en plena reconversión y que suele funcionar como termómetro de la elección general. Un triunfo de Santorum en Ohio prolongaría aún más la competencia, favoreciendo a los demócratas. Pero el panorama volvió a cambiar.

 Según un sondeo de la Universidad de Quinnipiac, el ex gobernador de Massachussets volvió a colocarse al tope de las intenciones de voto con el 34%, frente al 31% de su principal rival. La misma encuesta señala a los otros pretendientes a la candidatura muy por detrás: Newt Gingrich con el 15% y Ron Paul con el 12 por ciento.

 Repitiendo lo que ya había logrado en Florida y en Michigan, el multimillonario Romney “recuperó, una semana antes de la primaria, el terreno perdido y en las 24 horas previas volvió a pasar al frente”, comentó Peter Brown, director adjunto del instituto de sondeos de Quinnipiac.

 En los bastiones conservadores del sur del país, el factor religioso juega un papel esencial. El ultraconservador Gingrich, ex presidente de la Cámara de Representantes y ex diputado por Georgia, es dado como ganador en su estado, pero llega en tercer lugar en Tennessee (24,7%), detrás de Santorum (32,3%) y de Romney (29,7%), según una compilación de sondeos llevada a cabo por el sitio web RealClearPolitics.

 Una victoria de Gingrich en su feudo no tendría, por tanto, una importancia significativa. A nivel nacional, Romney lleva la delantera, al haberse asegurado 173 delegados, contra 74 que votarán a Santorum, 37 a Paul y 33 a Gingrich.

 Hasta ahora, la campaña de Romney aparece como la mejor organizada, sobre todo por el extraordinario despliegue de financiamiento. Gracias a una propaganda electoral inteligentemente repartida en los medios audiovisuales de los estados clave, el ex gobernador ha captado votos trascendentes. Sin embargo, tiene grandes dificultades para sensibilizar al ala derecha de su partido, que lo encuentra demasiado moderado.

 ”La única razón por la que el gobernador Romney ha logrado una ventaja en los primeros estados es que gasta 5, 6, 7, 8, 9 veces más que los demás”, observó Santorum. Consciente de la erosión sufrida por su candidatura, sobre todo en Ohio, ahora apuesta a que algunos precandidatos se retiren y lo apoyen.

 Durante una reunión pública en Canton, Ohio, Romney se presentó como el único postulante capaz de reactivar la economía. “Lo que necesitamos para derrotar a Obama es crear empleo y hacer retroceder al estatismo. Es lo que yo hago. Conozco la economía. Pasé toda mi vida en ella”, dijo.

 

Fuente: AFP

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>