Cientos de policías desalojaron el campamento de Ocupación Los Angeles

LOS ÁNGELES, California – El campamento del grupo Ocupación Los Angeles, que por dos meses estuvo asentado frente al Concejo municipal, fue abruptamente desalojado la madrugada del miércoles, luego de varias horas de tensión en la que oficiales del Departamento de Policía de Los Angeles (LAPD) cerraron varias calles y rodearon a cientos de manifestantes.

Se calcula que más de 200 personas fueron detenidas al presentar resistencia y negarse a evacuar la zona.

Agentes del LAPD llegaron en las primeras horas de la madrugada del miércoles y comenzaron a movilizar a los manifestantes con un dispositivo de más de 1,400 efectivos, informó el jefe de la policía angelina, Charlie Beck.

Un mensaje de un Tweet enviado por un miembro de Ocupación Los Angeles leía: “1:25 a.m. 75 de Occupy LA todavía están dentro del parque. 700+ LAPD en el lugar. Hasta el momento no hay señal de gas lacrimógeno o proyectiles”.

“La Policía está entrando al parque. Cientos. Seis tipos de Hazmat tiraron al suelo a una mujer. 1:14 a.m.”, leía otro mensaje publicado en la popular red social. “Le dispararon a alguien en la mano con una bala de goma”, puntualizó otro breve recado, publicado faltando 15 minutos para la 1 a.m., hora de Los Angeles.

El campamento de Los Ángeles, que ha permanecido durante unos 60 días, se había convertido en el más grande que quedaba en Estados Unidos después de que la policía desmantelase el Parque Zuccotti en Nueva York el pasado día 15 de noviembre.

Oficiales antidisturbios armados con porras cerraron las calles alrededor del ayuntamiento de la ciudad, usando megáfonos para advertir a los manifestantes que debían dispersarse.

Durante la operación, más de una docena de “indignados” se sentó en un círculo cerrado en el centro del campamento con los brazos entrelazados para evitar el desalojo que, pese a los arrestos, finalmente se produjo sin violencia.

En Filadelfia, otros 50 manifestantes fueron detenidos tras un enfrentamiento con la policía durante el desalojo de su campamento.

El movimiento de los “indignados” comenzó hace más de dos meses en Nueva York con el grupo conocido como “Ocupación Wall Street”, que protesta por los excesos del sistema financiero y que se ha ido extendiendo a otras ciudades.

José Pérez, el oficial encargado de la operación de desalojo, dijo que los ‘indignados’ tendrían una cantidad razonable de tiempo para irse del lugar.

“Aquellos que quieran ser arrestados, lo serán”, señaló el oficial angelino. “Y los que no quieren, no lo serán”.

Este desalojo ocurre dos días después del plazo que el alcalde Antonio Villaraigosa puso para dejar el Parque de la Solidaridad al frente del Concejo de la ciudad. La madrugada del lunes 28 de noviembre, cuando se venció la hora límite de las 12:01 a.m., cientos de personas revigorizaron el movimiento al abarrotar las calles del centro.

De acuerdo a una entrevista con el periódico Los Angeles Times, el alcalde Villaraigosa dijo que lo que lo convenció a ordenar el desalojo del campamento de indignados fue la presencia de niños.

“El caos que ocurre ahí podría producir algo atroz”, dijo el alcalde.

Villaraigosa además declaró que hay otras causas para el desalojo, como el riesgo a la salud pública y daño al pasto que está al frente del Concejo de Los Angeles. Según el alcalde, esto podría ascender a “cientos de miles de dólares” para reparar.

Por otro lado, activistas relacionados al movimiento de Ocupación Los Angeles emitieron un comunicado donde pedían una solución pacífica al campamento del Concejo: “Le pedimos a los dos lados que muestren respeto y compostura”, escribieron.

En la cuenta de Twitter de Occupy LA, algunos activistas estuvieron informando continuamente sobre lo que sucedía en el centro de Los Ángeles.

A las “11:20 p.m. Vigilia en el Parque de la Solidaridad”, decía un Tweet. “Aproximadamente 1,500-2,000 manifestantes de OLA presentes”.

“No importa lo que pase esta noche en el Parque de la Solidaridad a Occupy LA”, comentaba otro mensaje. “No puedes desalojar una idea”.

Numerosas personas informaron que hubo una gran actividad policiaca en el Estadio de los Dodgers. Según un tweet en Occupy LA, la LAPD estaba montando un centro de mando y procesamiento en el estadio. Otros mensajes comentaron que cientos de policías estaban subiendo a autobuses del Metro y salieron hacia el Concejo, acompañados por otras patrullas.

La reportera Mary Slosson de Reuters también comentó por su Twitter que había visto aproximadamente una docena de patrullas entrando al estadio.

La Autopista 101 y calles aledañas al Concejo de la ciudad fueron cerradas por varias horas, generando una tremenda congestión vehicular en la zona.

Si bien el alcalde Villaraigosa se mostró orgulloso en días pasados que en Los Ángeles no se ha visto la violencia que marcó las protestas de Oakland o Nueva York, parece que esta fue inevitable para desalojar una protesta pacífica.

El movimiento de Occupy Wall Street en California tiene planeado un dia de accion general el 12 de diciembre. Entre otras cosas, ‘ocuparan’ los puertos del estado.