Genial o estupido?

Al empezar a escribir canciones nos encontramos con el problema de que al releer lo que escribimos nos parece horrible, por no decir una verdadera porquería. Luego que uno no tiene esa genialidad como los grandes del rock y que es mejor escribir en ingles porque suena mejor.

Basta de mentiras, acá te explicamos que sucede…

Uno de los grandes problemas a la hora de escribir canciones es que uno escribe y piensa que es una mierda. Pues claro se compara con los Beatles o cualquier otro monstruo y nuestras canciones parecen una porquería.

Si pensamos que podemos escribir canciones geniales, y uno escribe y lo lee obviamente sale la comparación y uno se termina desilusionando y pensando que porquerías que escribe y la pérdida de tiempo que es.

Lo genial
Sin dudas, el truco consiste en pretender escribir canciones simples. ¿Cómo es esto?
No pretendamos escribir ni mas ni menos de lo que escribimos. ¿Son geniales o no? Que lo juzgue otro y su opinión ni debe importarnos pues probablemente a mucha gente no le guste y a otro tanto si. Lo importante es escribir.

Todas las canciones son estúpidas, la prueba de ello es leer las letras de las canciones sin música o ver algún video de humor, como los de Capusotto o Todo x 2$, donde doblan las letras de ingles al español. Y uno ahí se da cuenta de lo estúpidas que son las canciones en general y que en realidad depende como se miren. Y muchas veces la genialidad depende de la persona que le presta atención y el contexto.

Ahí entramos al siguiente punto  hay que entender que las letras de una canción van adjuntas a una música de una canción. La música nos da ese contexto de alegría, tristeza, melancolía o diversión. Por lo cual sin música, la letra indefectiblemente sonará estúpida.

En resumen no hay canciones estúpidas, sino mejor dicho: bien o mal desarrolladas.

Simple Versus Complicado
Otro de los errores es pensar que si es complicado es bueno. Error, lo simple es bueno. Cuando tenemos una idea si la podemos expresar fácil y claramente es porque hay claridad. Sabemos lo que queremos decir. Cuando damos vueltas y nos complicamos es porque en realidad no tenemos en claro lo que queremos decir.
En resumen, lo simple está más cerca de la genialidad que lo complicado. No confundir desarrollo de una idea con complejidad.
Para ser geniales hay que ser simples. Cuando tenemos en claro lo que queremos explicar podemos explicarlo de diferentes modos como por ejemplo con metáforas.

Forzar las letras
Forzar la letra, es otro de los errores más comunes intentar meter una frase donde no va. Y martillamos la frase dentro del ritmo para hacerle lugar. No sirve, más fácil buscar una nueva forma de decirlo con un sinónimo, una nueva metáfora o reescribiendo la línea.

En Ingles sucks
Otro de los grandes problemas es que apenas empezamos a escribir canciones pensamos que en ingles suenan mejor. Esto se debe al bombardeo masivo de la cultura anglosajona. El español suena muchísimo mejor que el ingles y es la verdad. El problema es que estamos acostumbrados a escuchar ingles y la música en español se solía despreciar mucho hasta hace poco.

Nada mejor hay que empezar a pensar y escribir como somos. Una vez que empiezas a escribir en español es más sencillo que escribir clichés en ingles y sin dudas nos permite escribir mejor canciones.  El truco consiste en agarrarle la mano a como suenan las palabras en español. No digo que este mal escribir en ingles, escribe en ingles si hablas en ingles y piensas en ingles sino tus canciones no tendrán esa “magia” propia del que habla en su idioma. Una vez que tienes la canción puedes rescribirla en ingles o el idioma que quieras si es de tu interés.