tienes una melodia?

Seguro te preguntaste como hacer una de esas canciones pegadizas y que dan gusto de cantar. Seguro que has compuesto alguna melodía ¿no te preguntaste que pasaría si le pusieras letras?. Si la puedes silbar la puedes cantar, ponle letras y prueba si funciona y llevate una sorpresa.

 

En este artículo nos adentraremos a como escribir una letra de una canción a partir melodía. Sin dudas, de todas las formas de escribir canciones es la mas efectiva, la mas musical y la mas exitosa porque una canción que parte de la melodía se asegura que sea mas identificable y particular que el resto.

 

¿Desde las melodías?
La gran mayoría de las veces cantamos canciones y no reparamos en las letras. Es mas muchas veces las cantamos y no tenemos ni la menor idea de lo que dicen pero sin embargo no podemos dejar de cantarlas o escucharlas.

Esto sucede porque son canciones basadas en melodías. De hecho, y vale la pena remarcarlo, las mejores canciones están basadas en melodías. ¿Por qué? Por que son sencillas de recordar, y esto permite que sean fácilmente identificables tanto al cantar, como silbar o al ser gritadas en un estadio de fútbol.

La gran mayoría de las personas que se inician en componer canciones creen que cantar significa “cantar la letra” pero sin embargo al cantar se cantan notas o más precisamente melodías y esto es lo que le da un sabor y un color único a la canción.

Sin embargo no podemos dejar abandonadas las letras de las canciones. Como hemos visto en otro articulo, la importancia de las letras es abismal pues da significación, y un valor a la canción. Es decir al ponerle letra a la melodía, ponemos en palabras un sentimiento, contamos una historia o transmitimos un mensaje. La melodía sin letra es tan solo melodía, pero con ella se hace canción.

¿Cómo empezar?
Primero debemos desarrollar una melodía. Esto se puede hacer de muchas maneras, las más comunes formas son las siguientes:
1) Puedes agarrar la guitarra tocar acordes y cantarle encima hasta que salga algo ameno.
2) Puedes empezar por una escala y jugar con ella hasta dar con una melodía o fragmento que sea interesante.
3) Puedes hacer una progresión de acordes, grabarla y luego improvisar encima. La idea es la misma que cantando pero da resultados más musicales en especial si no sabes cantar.
4) Puedes partir de las palabras, intentándole dar una cierta melodía o ritmo. Esto es muy útil en especial si no sabes tocar ningún instrumento.
5) Otra opción es intentar generar una melodía silbando o tarareando. Esto es especialmente útil cuando no tienes un instrumento a mano.

Generar un patrón
Una vez que encontraste que mas o menos una melodía, o en otras palabras una seria de notas o sonidos, debes intentar darle un orden. Lo primero es intentar ubicarla en alguna escala, es decir sacar el tono, en especial si lo haces cantando esto puede ser complicado sino sabes mucho sobre eso, pero en general con la escala mayor o menor suele alcanzar y sino a buscar en internet. Entonces, La idea consiste en pasar la melodía, tanto cantada como silbada o improvisada en un instrumento a notas en un papel.

La idea de este punto es generar un patrón melódico. Es decir, hacer una melodía que puede durar entre 2 o 4 compases, o quizás mas pero tampoco conviene excederse mucho. La idea aquí es que tenga una duración fija, que tenga un principio y un final, en otras palabras una forma. Esta forma permite establecernos como van a ser los versos o el estribillo.

Lo idea es anotar esto en algún lado, puede ser una hoja pentagramada o algún programa de la computadora, por mi parte recomiendo el guitar pro pues es sencillo, fácil y altamente efectivo a la hora de anotar melodías, y si no sabes mucho de música puedes usar la tablatura en ves del pentagrama y encima permite oir si lo anotamos bien o mal

Recuerda: Si la puedes silbar la puedes cantar, ahora bien ponle letras y prueba si funciona.

¿Cómo agregar la letra?
Una ves que tenemos el patrón melódico.  Empezamos a remplazar las notas por silabas o palabras. En este ejemplo podemos ver el primer verso de la melodía de la canción “Complicated” de Avril Lavigne vemos como las palabras se componen de silabas que son cantadas de acuerdo a las notas de la melodía.

Un detalle a tener en cuenta es la cercanía de las notas. Cuanto mas cerca estén las notas una de las otras mas silabas se usaran y cuanto mas espaciadas estén las notas mas “cantada” serán, esto sucede en la canción“Michelle” de los Beatles. Vemos que las dos silabas del nombre “Miiii – Cheeel” duran 1 blanca cada una esto produce que sean silabas mucho mas alargadas que en el primer ejemplo.

 

Desarrollando los versos
La idea es que el patrón melodico que armamos, es decir la melodía, se repita una y otra vez mientras la letra de la canción va cambiando en cada una de estas repeticiones.
Tomando el primer ejemplo, en la cancion “Complicated” utiliza la misma melodía, simplemente vale comprar Chill out / Lay back, con una pequeña variación de la melodia en la tercer línea para hacerla mas larga.

“Chill out, whatcha yellin’ for?
Lay back, it’s all been done before.
And if, you could only let it be… you will see

I like you the way you are
When we’re drivin’ in your car
And you’re talkin’ to me one-on-one, But you’ve become.”

Si comparamos el ejemplo de Michelle vemos como el patrón melódico hace muy simple remplazar las notas por silabas.

“Michelle, ma belle.
These are words that go together well,
My Michelle.

Michelle, ma belle.
Sont des mots qui vont tres bien ensemble,
Tres bien ensemble”.

Otro detalle a tener en cuenta es que los silencios sirven de pausas.
Las rimas son importantes pues generan la unión de los versos, le otorgan un ritmo y velocidad es importante fijarse que tipo de rima estamos haciendo. Esto depende muchísimo del patrón melódico que tengamos y generalmente terminando saliendo muy facilmente,

El ambiente, otro detalle a tener en cuenta es la profundidad de las nota y el ambiente me refiero a que la letra debe coincidir con lo que trasmite la canción. Muchas canciones fracasan porque hay una disociación entre lo que se dice y clima de la canción. En otras palabras, si es una canción de clima triste no tiene sentido que poner “es el día mas feliz de mi vida”. Aclaración obvia pero necesaria.

Variación
Es asi que una vez que tenemos un patrón más o menos fijo, se procede a generar variaciones del mismo. Estas variaciones pueden servir como intro del verso o como final o incluso generar un nuevo verso o estribillos.

No me entra la letra en la melodía.
Una de las formas mas sencillas de reconocer una mala canción, es que cuando cantan suena forzado. Las palabras no entran en los compases y se meten a la fuerza o incluso se salen de la melodía, del compás y de la forma. De hecho muchas veces parece que no hay melodía en la canción y las silabas quedan forzadas o incluso estiradas. Por eso es importante constatar que las silabas entren en las notas de la melodía. Un excelente ejemplo de esto, es el gag “los escarabajos” del programa Todo x 2 pesos, los cuales intentan cantar las canciones de los Beatles en castellano textual las cuales no entran en la melodía original, el ejemplo mas grosero es el estribillo de:“Somos la banda del club!! ¡¡Deloscorazonessolitariosdelsargentopimienta!!”

Entonces, lo mejor que se puede hacer si no entra la letra dentro de la melodía es reescribir la canción, o parte de la melodía si es que la letra amerita, a menos que cuentes con un interprete excelente capas de agregar las silabas sobrantes con algún recurso interpretativo sin forzar la melodia pero esto no es algo seguro así que la solución mas coherente es reescribir esos fragmentos de la letra nuevamente.

Conclusión
Como hemos visto si la puedes silbar la puedes cantar. Ahora bien esto no garantiza que la canción funcione, la melodía hace su trabajo y hace que la canción sea más sencilla de recordar. Ahora el truco consiste en dar con las palabras adecuadas, interpretar lo que la melodía nos quiere decir. Lo mejor es reescribir una y otra vez hasta dar con ello. Algunas veces pegamos una buena letra al primer intento y otra deberemos reescribir, reescribir y reescribir. Posiblemente logremos 2 o 3 letras alternativas y un sin fin de variantes de versos sin pena y otros con gloria. Esto es interesante pues no da opciones, y nos ayuda a desarrollar la canción. Una vez que empiezas a desarrollar este método te darás cuenta enseguida de cuando tienes en las manos una buena o mala canción.